NOUR KURI. ESCULTORA

NOUR KURI

Semblanza de Nour Kouri, escultora
Alguien me preguntó de mis pensamientos y emociones al estar trabajando una pieza:
Llevándome a reflexionar lo que Ellas son para mí, porque sí, ¡cada una de Ellas tiene una historia, un momento de vida, de mi vida!
Un momento en libertad, sin restricción de estilo o presencia, permitiéndome no limitarlas a un rostro o a una postura.
El arte, al ser una expresión del corazón, habla y no hay momento más maravilloso que el instante en el que la obra misma te dice, te sugiere, ¡entablándose una relación de intimidad, de complicidad entre la pieza y yo!
Mi ilusión es, que así como para mí cada escultura tiene una razón de ser, ¡logre a ti también decirte algo, o por lo menos que no te deje indiferente!: Nour.
El barro ha sido en mi vida, un encuentro en mi búsqueda….
Me ha llevado a conocerme a mí misma, a escucharme… me ha sensibilizado, para apreciar detalles que por la rutina es tan fácil no observar, como lo pueden ser desde una hoja en el piso, una sombra , un tronco caído , una arruga en la frente o una lágrima …
Al tocar el Barro, he tocado mi Ser, entablándose un dialogo interno, en el que, ¡me he reconocido y encontrado!
Al comenzar una pieza, me dejo llevar, estableciéndose un momento de intimidad con la figura que me va guiando y señalando el camino y las soluciones…. ¡Es por eso que cada Escultura tiene su momento muy especial, que le da su razón de ser!
Algunas requieren de tiempo, de su tiempo de reflexión, de alejarme de ella para poder resolverla…
El trabajar con el Barro, es un placer, una terapia, una necesidad…
La Talla Directa:
Mis esculturas de madera son todas en Cedro rojo, y el tallarlas es un regalo a los sentidos; la Madera desprende un delicioso aroma que te envuelve y acompaña en la aventura, y sí, ¡es una Aventura!, porque al tallar en directo , ya sea la Madera, Ónix o Mármol, es el encontrarse con vetas y nudos, de dónde líneas y formas surgen caprichosas , lo que da a cada pieza su toque muy especial, logrando que cada figura sea única y mágica , dándonos una sorpresa, que, “al quitar lo que le sobra”, al descubrir lo que en ese frio Ónix o cálida Madera, estaba escondido ….
Sólo me quedará por siempre, darle las gracias a la Escultura como manifestación de mi Ser, ¡por lo que Ella ha modelado en mi misma!

Nour

Comentarios